viernes, 27 de febrero de 2015

Fatiga de los materiales

 Al parecer eran los materiales, lo que tenian fatiga, cuando de le cayó la puerta, a las señoras que visitaban las puertas de Sevilla, ¡Que fatiguita!
Fatiga de materiales se refiere a un fenómeno por el cual la rotura de los materiales bajo cargas dinámicas cíclicas se produce más fácilmente que con cargas estáticas.. En lo de las setas no iba a ser menos y cuatro años han bastado para que aparecieran los síntomas, que evidentemente no se solucionan con bicarbonato.
Las puertas de acceso a la plaza municipal de abastos, no solo tienen fatiga, mas aun cuando el laberinto hace que el publico quede lo suficiente mareado de dar vueltas, y cuando menos contaminado con los pomos de unas puertas que vete a saber qué manos, entre el norte y el este y la crisis, hayan venido a tocar. 
Ahora se quiere llevar a cabo una inspección, la misma que se evitó hacer en su día, y con anterioridad  la de un proyecto imposible que tampoco la tuvo, y es que solo cuando ocurren cosas se le quiere poner remedio. Menos mal que no se ha decido formar una comisión de estudio.
Al menos, lo mismo remedian lo de la plaza municipal de abastos y en la supervisión in situ deciden con buen criterio colocar la puerta automática para que los placeros tenga la posibilidad de recibir tantos clientes que se podían atender y que se marchan sin encontrar la puerta en el lugar que la logica hace pensar, y con estos visitantes  en el interior se  posibilite un aumento de las ventas, aunque sea pequeño, y se les pase la fatiguitas de muerte que les causa hacer frente a unos gastos desmesurados, en un centro de la ciudad, (como barrio, despoblado), y que en el desacierto comercial para este enclave, se toman la errónea medida de alejar los autobuses de esta plaza de abastos, muy al contrario de las que tomaron los ayuntamiento de Barcelona, Madrid o Valencia como referentes de políticas acertadas en materia de plazas municipales de abastos.
A la fatiga de los materiales y las fatiguitas de los placeros, causa nauseas desde el primer instante en el que se sabe, justamente ahora, que nunca esta multidisciplinar edificación tuvo la supervisión de lo que allí se realizaba, es más todo parece indicar que la elección de los materiales, el diseño, el equipamiento tuvo una autoría desconocida, pues al menos eso afirmaba el berlinés en lo que respecta al caprichoso espacio en concesión, que a decir verdad ni se pararon en verificar el cumplimiento de lo reglamentado. 
Después de cuatro años busco las palabras del anterior alcalde, el doctor Sánchez, en el día que comunicó a los medios que, ahora es el momento de acabar (refiriéndose al Metropol-Parasol) “luego” habrá tiempo de pedir responsabilidades. Por no recordar todo lo que dijo de lo del metro, ni lo del metro-centro, y aquello de que no se explicaba, porque no se entendería, o lo del voto de calidad para añadir más millones, sin que ningún técnico, que se sepa comprobara la aplicación correcta de su empleo.
La fatiga de los materiales parece que van a acelerar la búsqueda, pues de otro modo lo mismo se pasan los años, y no solo no reparan las puertas rotas de las dificilísimas entradas a la calle cubierta, la una oculta, la otra, ni se ve, sino que al aplicar el sentido común estos inspectores que estudiaran el asunto, seguro que se darán cuenta de que en la fachada de poniente, justo en la travesía central hace falta una puerta automática, y si les alcanzo a ver, llevado a cabo su cometido, lo mismo les hago ver lo de la reflexion de la luz solar y encuentra una solución, que no sea la ocurrencia del estor, que sugirió el Delegado, y se instalan unas laminas verticales a modo de cortina móvil que corrijan esta deficiencia que da mucho más fatiga, muchas mas que durante cuatro años no hayan llevado a cabo ninguna rectificación.
Sevilla a 27 de Febrero de 2015
Francisco Rodríguez Estévez   


jueves, 26 de febrero de 2015

Resultado de imagen de puerta del sol mayaEn el calendario

Como toda puerta que se precie, esta de la Encarnación (que no hay manera de saber porqué la olvidaron) no iba a ser menos y es que naturalmente se está llevando su tiempo realizarla. 
Se diría que demasiado tiempo, sobre todo cuando tiene vaticinio de su escasa duración por lo que es mas que probable que cuando desaparezca, los historiadores tendrán que conformarse con la documentación gráfica, pues esta ni en metacrilato, ni por su automatismo, en absoluto alcanzará la existencia temporal de la Puerta del Sol, que por lo visto, los estudiosos no se ponen de acuerdo si  son 9.500, o 10.000 años todo depende del calendario maya. Ni que decir tiene que a pesar de la exactitud de este cuando menos por suerte no se acabó el mundo en la fecha prevista.
En lo de la Encarnación, fallido todos los intentos anteriores por ser atendidos en lo de la puerta, los placeros ahora  tiene nuevas previsiones, y una vez acordado lo más seguro sea que presentar denuncia, poniendo en conocimiento de las autoridades judiciales, que los responsables, especialmente los políticos, visto y comprobado que no hacen nada al respecto, hace sospechar que nada le preocupa sabiendo la lentitud en aplicar la justicia y cuando este asunto proceda a la vista, quien quita que ninguno de los actuales tenga la mas mínima responsabilidad, y lo mismo ni quedarían placeros.
Los medios notifican que un asunto reclamado a la Justicia, por un grupo de ciudadanos, acerca de un posible mal uso de terrenos público por la aplicación desacertada de los gestores urbanísticos, ha tardado la friolera de diecisiete años en tener sentencia dato desolador para los placeros que  no encuentran otra manera para que los responsables de la Encarnación instalen la puerta de la fachada de poniente, una puerta automática en la travesía central. Mal asunto pues cabe temer la dilación de estos que en su responsabilidad saben que la justicia no les alcanzará en el tiempo, ya se pueda medir este con el calendario maya.
 En el calendario de las actuaciones de los placeros se ha planteado la denuncia, nada menos que a la propia Delegación que representa a la administración, un poder efímero que escurre el bulto en este asunto de la puerta, pues resulta inexplicable que la laxitud demostrada, ya  fuera porque escasea, no el tiempo, sino el deseo de mejorar lo público,  y todo fuera achacable a otras deficiencias, lo cual sería lamentable.
Sevilla a 26 de Febrero de 2015

Francisco Rodríguez Estévez

miércoles, 25 de febrero de 2015


Resultado de imagen de chespiritoSin querer queriendo

Tenía su arte “Chespirito” en el personaje del Chavo del Ocho, todo lo hacía sin querer queriendo. En lo de la Encarnación el personaje se hace realidad cuando se llega a saber que en la Administración están, si querer queriendo, en no querer ni queriendo saber nada al respecto de esta plaza de abastos municipal, como si no fuera con este Delegado que tantas competencias tiene, pero que se declara sin competencia con lo que allí hicieron los anteriores, sin querer queriendo, naturalmente.
Otra cosa hubiera sucedido de haber mirado donde había que ver, y no hacerlo hacia otro lado. Ahora resulta ser un pueril motivo este de no ser responsable de los actos que se produjeron por el mismo Ayuntamiento, ahora y siempre, titular de toda la ocurrente creación de vanguardia, harto rara, pues el multidisplinar espacio solo es propicio, aun sin querer, para generar  una gran confusión, mas cuando  se advierte que en la Delegación nada o poco se quiere saber de la situación en la que los placeros quedaron inmersos por el capricho de la anterior corporación. Así pasaron cuatro años.
Las diferencias con la empresa de mantenimiento, limpieza y vigilancia, servicios compartidos, no pueden serle ajenos a la Delegación de consumo, que como el chavo, sin querer queriendo, no se hace cargo de las deficiencias que se advierten en la obsolescencia programada de un más que pésimo equipamiento por mucho que lo contabilizaron con cuatro millones cuatrocientos mil euros.
¿Y la concesionaria?, pues ocurre que en materia del espacio plaza municipal de abastos se remite a quien tiene la titularidad , el Ayuntamiento, y corresponde  lógicamente a la Delegación de Consumo, todas las decisiones que en esa plaza municipal se tengan por objeto, y no puede ni sin querer ni queriendo hacer mas dejación de las funciones que le corresponden, igual que deja pasar el tiempo.. 
Los placeros han enviado su listado de necesidades a la concesionaria, como empresa de limpieza, mantenimiento y vigilancia, y por el momento se está a la espera de la contestación y que de inmediato proceda, y que por esta vez no sea sin querer, y quiera ir rectificando los cientos de errores, de los que como concesionaria no quiere saber nada, a menos que lo disponga el Ayuntamiento, por lo que se hace difícil que ni queriendo, aunque sea sin querer, indique a la concesionaria proceda a instalar una puerta automática para la travesía central. En la Delegación de Consumo, todo parece que sin querer se ha filtrado que ni queriendo, por lo que esta situación siempre nos recordara al genial “Chespirito”. Puro "Chapulin" (Oh, y ahora quien podra defenderme)
Sevilla a 25 de Febrero de 2015
Francisco Rodríguez Estévez

sábado, 21 de febrero de 2015

Globalización
Un, dos, tres, y cuatro

Por el momento, de la reunión a tres bandas en lo de la Encarnación, como que no se sabe nada, de nada, salvo que los placeros, como punto de partida, se pongan al día en los recibos que habían decidido dejar de abonar a la empresa de mantenimiento, vigilancia y limpieza, que resulta que  también es la concesionaria, la misma que se permite efectuar el cambio de especie en las licencias municipales de venta, y realizar alquileres a la baja, e ineludiblemente, y de inmediato, tener que retirarse las pancartas que blandieron en el fenolico, y que ha tenido su resultado. Al menos, un encuentro a tres bandas.
Todo, en una acción algo desesperada y  mas que tarde, para evitar que siga languideciendo esta plaza municipal de abastos que, entre la laxitud del Ayuntamiento, propietario del lugar, y el abandono de sus competencias, junto con la dejadez de la concesionaria como prestadora de los servicios, y su mas que lamentable, y  extremado, celo en llevar a cabo cuestiones que no le son propias, actuando desmesuradamente en actos que solo corresponden a la delegación de consumo, y  los comerciantes…….  industriales, cooperativistas, vendedores, titulares de las licencias municipales de venta, a los  que no gustan que les llamen placeros, y que hasta la presente, indolentes  en una pasividad consentida, a la que intenta poner fin, pero sin tener idea de cómo. Tres bandas.
Se ha propiciado esta reunión principalmente para encontrar que hacer para atraer al público, y establecer que medidas urgente deben de tomar cada una de las bandas, aunque no está de más poder controlar el gasto, abrir una puerta automática, o evitar cada semana  el camión auto bomba siga dispersando los olores y succionando del deficiente alcantarillado, sin olvidarnos de lo difícil que se hace encontrar los accesos a esta plaza municipal, tapados por la carpa y veladores, de un lado, y  oculto tras la seta uno por el otro, o cuando menos recordar la eliminación de una calle de comunicación a la plaza municipal de abastos, y  que se transforma en bar sin que suponga ninguna alteración al “intocable proyecto”.
 Evidentemente hará falta mucho, pero mucho mas para que este laberíntico mercado le pueda resultar atractivo al publico. Mas como en todo juego se hace necesario empezar, de entrada, desde la salida.  
Resultado de imagen de carteristas en la calleHoy se ha visto que los servicios de vigilancia no son suficiente, mas cuando se prorratea el gasto y tiene que compartirse la seguridad, y es que recientemente se advierte cada vez en mayor numero la presencia de visitantes, no compradores, que andan al descuido, y ya sean llegados del Este, o del Sur, difícilmente la presencia disuasoria del  vigilante puede resultar efectiva en este más preocupante aumento que ocasiona la falta de recursos económicos en el mundo, y el considerable numero de cuantos llegaron a los  índices de pobrezas, que también vinieron, como la globalización.
De momento parece que en lo de la Encarnación, plaza municipal de abastos, le han metido mano, y todo hace suponer que solo ha sido a la cartera. Otra banda.
Sevilla a  21 de Febrero de 2015 
Francisco Rodriguez Estévez


jueves, 19 de febrero de 2015

Resultado de imagen de punto ciego
El que no ve

Ya se hace difícil para los videntes intentar hacer un recorrido cerrando los ojos, por un lugar tan cotidiano como la propia casa, y no tropezar, cuando en ocasiones hasta con los ojos abiertos continuamente topamos con algún elemento del mobiliario.
Mi vecino en el mercado dice que lo de la puerta que tanto vengo demandando, más le parece que sea un asunto personal, y no una necesidad al bien común para reflotar esta plaza municipal de abastos de la Encarnación que se hunde  e incluso trata de convencerme de que ese discurso es una batalla que tengo perdida, pues piensa que nunca se instalará allí una puerta, por muy necesaria que sea, y mucho menos automática.
El caso es que desde su punto de vista el lugar a mirar se le hace que sea punto ciego, y desde su posición le resulta totalmente imposible advertir la cantidad de personas que intentan entrar por donde no dispusieron colocar la lógica puerta, y cuantas personas más se vuelven queriendo encontrar la salida.
https://www.youtube.com/watch?v=6nhp2qPavR4  Podría estar equivocado, pero son las preguntas que se responden solas las que me hace insistir, pues, que causa existe para que no se lleve a cabo ninguna medida, en más de cuatro años, que pueda corregir la cantidad de errores que allí existen, o es que piensan que tendrán que soportarse de por vida, poca vida, y sin vías de solución. Tomo estas palabras finales de la carta enviada por la Alcaldia en la que puede leerse, con fecha 10 de Febrero de 2014, nada menos que este asunto está en vía de solución. Ya ven.
Resultado de imagen de punto ciegoUna vez más los placeros se han reunido buscando soluciones que ellos no tienen, pero ese es el juego ¿podría acaso ese reservorio de vendedores, disponer que se restablezca un tráfico, en la actualidad cortado, para que tanto por sus medio como por los servicios públicos se le facilite la llegada a cuantos clientes en la actualidad les resulta imposible? Ítem mas, clientes que es más que posible que, perdida  la costumbre hayan encontrado otro establecimiento que le resulte más amable, mas fácil, y mas cómodo realizar las compras.
Tal vez, en las reuniones recientemente llevadas a cabo,  los comerciantes hayan desplegado una tormenta de ideas, y que incluso se pueden haber preguntado la causa por la que la travesía central es la única calle que no dispone de puerta, y sobre todo la pésima colocación de las existentes.  
Lo mismo le propondrán a la empresa de mantenimiento, que también es la concesionaria, que lleve a cabo la reparación de las arquetas de un deficiente alcantarillado, que además de la peste que  los desatascos semanales ocasiona, al tiempo existirá un gran ahorro en esta partida, con efecto paliativo al excesivo gasto que se soporta de un prorrateo de números desconocidos. Posiblemente también se discutiera el asunto del extraño olor que tiene este lugar, que más parece que no se renueva el aire. Todo cuenta.
Así pues mi vecino, al igual que el propio Delegado, que no  puede ver los efectos del publico buscando la puerta, algo que si ha podido comprobar in situ el responsable de la concesionaria, al que también le llegan los múltiples informes que le emite el personal, piensa que existen otros factores para recuperar esta plaza municipal de abastos, pero evidentemente que si no se coloca ,cuando  menos una puerta automática en la travesía central, que permita el paso, entrada y salida, de un público que llega ineludiblemente de la zona de mayor afluencia; Si no minimizan los costos, y como ejemplo el capítulo de desatasco semanal es algo que debe de ser evitado; Si no se disponen aparcamientos en superficie, y se amplía el número de líneas, acaso de microbuses, a ser posible hacia la zona Sur, pues ya me dirán que piensan hacer los placeros para restablecer el equilibrio con un público que abandona su asistencia a esta galimatica plaza municipal de abastos, o lo mismo mi vecino, (como no puede ver lo de la puerta), posiblemente sea que ha visto la solución. Lo mismo se puede mirar bajo la escalera. O los traspasos en Internet. O Triana, o la Feria, o el futuro.
Sevilla a 19 de Febrero de 2015

Francisco Rodríguez Estévez

miércoles, 18 de febrero de 2015

Resultado de imagen de Delegado minusvalido y alcalde de sevilla
Ni caso

A lo de la Encarnación, plaza municipal de abastos, lugar que cualquiera que lo haya visitado habrá podido comprobar que más parece laberinto, enrevesado sitio que aparte de lo dificultoso que se hace de su llegada, sorprende que algo tan reciente muestre tal cantidad de errores que se advierten a simple vista, empezando por las aleatorias puertas de pesadas hojas, su disposición por pares, la irracionalidad comercial de su extraña y caprichosa colocación, el galimatico diseño anti comercial, la elección del suelo, granito porosos y oscuro, la escasez de puntos lumínicos, el desacertado color amarillo utilizado en el formica que se ha empleado  como material constructivo de los puestos, la falta de puerta automática en la fachada de Poniente, verdadero trampantojo para aquello que buscan acceder, y otras tantas deficiencias,  sin olvidar los cuatro millones cuatrocientos mil euros de un obsoleto equipamiento del que debe de haber factura, y que junto con los otros espacios que componen este lugar multidisciplinar, según la idea de Jurgen Mayer, pues resulta que  desde su inauguración en Diciembre de 2010, hasta la fecha, no se ha llevado ninguna acción que pudiera rectificar el sinfín de errores que en algunos de ellos mas pareciesen horrores.
Ni que decir tienen que tanto el Ayuntamiento, como la concesionaria, conocen perfectamente cada detalle, y aunque no pueda sorprender esta lasa actitud, al menos es preocupante.
Basta ver que los accesos a la sinuosa calle cubierta queden indolentemente tapados, al Sur por una carpa de un establecimiento de restauración oriental, y la  Norte escondida tras la seta uno, lo cual hace que apenas se advierte a escaso metros.
Convendría recordar que, aunque ahora no están, esta calle cubierta tenia puertas deslizantes por rieles y apilables, muy del estilo modernista en un edifico supuestamente de vanguardia, supuestamente sostenible, supuestamente sinergia del sector, supuestamente emblemático, y comparado no solo con los de la referente Boqueria de Barcelona, o el Central de Valencia, pues incluso se le llamó emporio de riquezas, y estuvo comparado, en la soflama del bucolico político, como una prolongación de la 5ª Avenida de Nueva York, cuando aún ni habían pagado el primer plazo de la madera de un proyecto en principio calificado imposible. Supuestamente.
Viene al caso de que la puerta automática (que es algo obligatorio por Ley de Accesibilidad en los edificios públicos) pues como que no hay manera de que la instalen, y cada día, una gran cantidad de personas de dan el chasco lastimosamente.  Pena da ver a los turistas.
Ni que decir tiene que esto lo saben tanto el Delegado de mercado, como el propio Alcalde, la delegada de distrito, incluso el concejal de movilidad reducida,(al parecer dice que pudo entrar sin ayuda, y sin que nadie lo viera, montado en su vehículo).
También lo saben los Delgados de urbanismo, de participación, la delegada de Cultura, que por cierto ni reclama la Ceres “raptada”, para instalarla junto a la puerta automática, en lugar municipal. También lo  sabe hasta el delegado de Triana, el de Cerro-Amate, y lo sabe la oposición, ambos grupos, tanto uno como otro, pero no encuentro la manera de que allí se instale una puerta automática, que sin duda mejoraría las existentes y facilitaría la afluencia de público.
Según los responsables, Concesionaria y Ayuntamiento, escurren el bulto, y ambos preconizan que no es a ellos a quien corresponde este cometido, pues incapaces de asumir sus responsabilidades, estos declinan estas, justo a la otra parte, la contratante, que llegado el caso, si no fuera por lo serio del tema, parecería que más que de Maquiavelo, fuera obra de Marx, de los hermanos Marx.
A la Encarnación, todos enterados, le hace falta una rectificación a la velocidad máxima, tal como cuando se cambió la calle peatonal de la curva Sur por un bar de copas, o alquilando a la baja el puesto de pescado, cambiando de inmediato el uso comercial, saltándose ipso facto, y a la torera, todo el proceso establecido, y para colmo, llevando a cabo la concesionaria esta acción inexplicable, que solo es competencia de la Delegación Consumo, y no pasa nada, de no pasar basta decir que aparte, de los tres puestos que cerraron en los primeros meses, y otros dos que pudieron dejarlo a tiempo, en la actualidad, se ofrecen hasta siete puestos en traspaso, un terrorífico indicador de que la cosa no va bien y algo hay que hacer, pues…. ni caso, ni puerta.
Sevilla a 18 de Febrero de 2015

Francisco Rodríguez Estévez

domingo, 15 de febrero de 2015

Resultado de imagen de año chino de la cabra de madera 2015
Encarnavalacion

Todo parece indicar que los placeros de la Encarnación tienen previsto pasar a la acción. ¡Esto es carnaval!
Acaso sea un propósito de año nuevo, año de la cabra del calendario chino que empieza este domingo de carnaval,  «iniciamos el año 2015, que suma 8, número que según las culturas orientales simboliza la fortuna y el equilibrio cósmico. Este número va a adquirir un gran protagonismo, ya que siendo el Año de la Cabra, este animal ocupa el puesto ocho en el zodiaco chino».
Nadie quita que sea obra de San Valentin, por su onomastica, regalo de enamorado. Pues que se sepa,no está reñido don Carnal, con Cupido, ni Venus con Príapo, protector de las macellum. Tipo, pito.
 Ocho, tal como el vaticinio del santero cubano predijo en cuando lo de la Expo, que lo de la Encarnación era cuestión del ocho, que en la numerología de la isla caribeña significa resucitación, y a ser verdad esta Encarnación necesita urgentemente reencarnarse para dejar de ser un laberinto y llegar a  parecer, cuando menos, una plaza de abastos.
Los placeros divagaran en largas reuniones para encontrar las prioridades de los elementos a tratar en cuanto se constituya la comisión acordada en la reunión a tres bandas, en este caso, más que de música de viento pudiera ser de humo, por lo apretado de la agenda de una de las bandas, y puede ser que incluso se cierre en banda, como ritual propio de Sudan donde, para mayor goce, se estrecha la puerta de entrada, bajo la oscura “banyooteya” al ahumarse en la dujan. Cosas del primitivismo-

11) cerrarse en banda No cambiar de opinión ni admitir otro criterio que el propio, generalmente en una negociación o discusión:

Novias sudanesas
El sentido común en este punto después de cuatro años no ha dejado de ser pura chirigota  www.youtube.com/watch?v=fyS_d0tZV0Y , y lo de las puertas,  de entrada, una parodia del cuarteto. Año de la cabra.
El listado de exigencias de esta banda, puede, aun siendo cosa seria,  darle un ataque de risa a las otras bandas, por lo que entre el humo, la cabra, y el carnaval, lo mismo viene bien los comicios, y que la puerta de las ruinas se halla desplomado por vicios ocultos, como la entrada con el humo,  y en esta ocasión  llega la banda de música para inaugurar no solo la puerta, haciendo valer los pronósticos del santero, con el ocho, ocho alcaldes en lo de la Encarnación, ocho puertas, ocho calles, en el año ocho, si no que trae las medidas paliativas, aunque lo que debería de traer es público, y eso no se consigue ni cortando el trafico, ni alejando las paradas de autobuses. Todo lo contrario.
En esta En-carnaval-acción revelada, las acciones a tomar implica que la banda no salga disfrazada pues debe de tener actuaciones concretas, no solo con la modificación de las aleatorias puertas, y la instalación de nuevas que faciliten el placer de los usuarios, tal como si se hubiera despojado de la “banyooteva”, que vale su peso en oro,  pues no se puede consentir que aunque  ya vayan ocho, (como el año de la cabra, ocho como viario del mercado, ocho como calles adyacentes, ocho como número de la Encarnación, ocho como alcaldes,) se vaya nadie más, y empiece a disfrutarse aquello, pues “van y, o te vá” con un recate general, que, como solución, tendría un costo menor que lo que está contabilizado como equipamiento.
Parece que es el momento de los placeros, momento difícil y que por lo tanto esta encarnavalacion es para cambiar el rumbo de decadencia que se lleva desde hace mas de cuatro años, y siendo un año de equilibrio cósmico, de fortuna, año año ocho, no se puede dejar pasar y menos que tenga el humo en los los ojos, www.youtube.com/watch?v=Q9Zq2omv5GA
Sevilla a dia primero del año de la Cabra 
(15 de Febrero de 2015)
Francisco Rodriguez