martes, 26 de julio de 2016




Encarnaciones

Cuesta de creer pero podéis imaginar cuando en la ciudad, la muy noble, leal, invicta, heroica, mariana y callada, le añadieron lo de las personas, pues en aquel tiempo dormido le empezaron a construir sueños tal como que nadie podia pensar pensar que entre ellos aparecería lo de las setas de la Encarnacion, por lo cual,  desde entonces ya nadie dudaría de que cualquier cosa pudiera aparecer en esta ciudad.
Así las setas que serian convertidas en paradigma de la ciudad de la gracia, evidenciaba que en adelante, a falta de sueños por construir, a la ciudad de las personas se la conocería como de las “encarnaciones”.
Lo de las setas evidenmente supera con creces a todas las encarnaciones que vinieron a posteriori, pero todo hace indicar que es de temer que cualquier día se verá superada esta encarnación de encarnaciones por cuanto nadie quita que en cualquier momento se lleve a cabo otra modernidad que no cumpla el objetivo social por el que se argumenta su realización, y quien prevé que no aparezca otro visionario de la modernidad y ofrezca la tontería para que sea aplaudida, y como evitar que cualquier patochada, convertida en otra encarnación de sevilla,  triplique el presupuesto de adjudicación a sabiendas de que no pasará nada, salvo que saldrá más caro, por no recordar, que sucedería, como en esta, si se incumplen los plazos con penalizaciones en contrato de adjudicación,
.//www.youtube.com/watch?v=6nhp2qPavR4

En esta encarnacion de setas, que lleva plaza de abastos municipal incorporada, y que horrores y errores se cuentan en gran número, se priorizan en lo de las puertas automáticas, y los extraños olores, puesto que hay días que hasta en la calle se perciben.
 Se diría que siendo de tan fácil solución hacen pensar que posiblemente la encarnación se encuentre en la laxitud de los pobrecitos placeros en permanente martirologio "pagano", pero todo hace pensar que la verdadera encarnación de lo de la Encarnacion se encuentra en la falta de interés de los ediles, responsables y representantes de lo publico,  pues de otra manera no se explica que se dilate en el tiempo llevar a cabo la actuación necesaria para al menos solucionar tanto lo de las puertas automáticas, como la eliminación de los desagradables olores que por alguna deficiencia técnica, aparte de que no dispusieron de filtros en el sistema la renovación de aire, los difusores se encargan de expandir la peste que causa el desagradable efecto en la plaza municpal de abastos, la Encarnacion de Sevilla .

Sevilla a 26 de Julio de 2016

Francisco Rodríguez Estévez

lunes, 25 de julio de 2016

Y cierra

Acaso se haya tocado suelo en eso de la plaza municipal de abastos de lo de la Encarnacion, más cerca del cierre, mas fantasmagórico parece su laberinto cuando apenas en tan “señalaitos días” menos de una decena de “pobrecitos placeros” resisten a cerrar sus persianas.
Ya el grito de Santiago y cierra España, se cuenta que es el principio de generar nuevos tiempos ganando la batalla que se inicia, abriendo en un cambio de no cerrar nada. Pero una cosa es una cosa y esto no hay manera, pues hay sobradas razones para llegar a la conclusión de que en este asunto a las responsabilidades les va mejor lo del cierre, y los placeros seguirán sin entenderlo.
Hoy laborable día del patrón de España. Es como un día de descanso bajo el calor de esta ciudad de calles solitarias, donde como siempre la plaza municipal de abastos sigue siendo el mejor termómetro de la misma pero que en lugar de grados indica la situación económica, el interés de sus responsables públicos, la cultura gastronómica y otros elementos constatable para que el visitante a nada advierta el mamarracho, una vez llegado a la pestosa calle sinuosa, y aleatorias puertas de pesadas hojas colocadas por pares, tal que no pasara el dislate desapercibo.
 Los turistas buscan los retretes que allí se ofrecen, y junto con todo lo anterior ya se llevan una idea de tantos puestos que se cierran y no todos los hacen por vacaciones. En el Consistorio los grupos pendiente de los resultados siguen esperando, las autoridades sanitarias recomiendan minimizar los esfuerzos e hidratarse bien con agua y refrescantes baños.  
Sevilla a 25 de Julio de 2016

Francisco Rodríguez Estévez

viernes, 22 de julio de 2016

Resultado de imagen de nonos saru
Sinécdoque

Quedarse en una parte o dos del todo, llámese hito o mojón, modernidad o patochada, vanguardia o papanatismo, en referencia a “metropol” que a falta de metro, se queda en el asfalto la enorme sombra que descubre en cada paso los horrores de los errores, parecería ser sinécdoque. A la Encarnación le dicen setas.

Quedarse en lo de la puerta automática, por las aleatorias de pesadas hojas que incumple la Ley de Accesibilidad e impiden el paso a cuantas personas no pueden por si sola abrirlas, sería igual entender al bicho, eso que cada mañana te suelta el ponzoñoso aliento con solo buscar el pasillo de una apestosa y caliente calle interior que tiene por pares colocadas las puertas que se supone corresponden al laberíntico mercado municipal, antes plaza de abasto.
Quedarse con solo dos mas que evitables lamentables detalles, de los cien que se pueden contabilizar en ese todo micologico tal que fuera sinécdoque, sería el mayor ejemplo de no querer ver nada, no escuchar nada, y lo peor aun el no decir nada de esto construido, tal que fuera Mizaru, Kikazaru, Iwazaru.
 Pero bastaría dar un paseo desde la ruinas a la nube, como gustaba al alemán llamar al mirador socializado, y ya encontraríamos salidas de aire caliente mal colocadas, registros succionando pozos negros, puertas encastradas en el olvido, basas con los materiales saltados, ausencia de servicios públicos, y así seguir hasta completar el centenar de escondidas bondades incluyendo la que quedan definidas en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.
Que no disponga de renovación de aire en la llamada plaza municipal de abastos hace que los olores sean los inadecuados. Comprobar la distribución de los espacios comerciales indicaría que en absoluto el lugar fuera diáfano, como se recomienda en estos, pero al parecer en ese día nadie estuvo  al tanto y este es el insufrible resultado.

Si esto fuera todo, después de más de cinco año, cabe suponer que hubo suficiente tiempo para ir resolviendo algunas cosas. En el laberinto de esta Encarnacion bajo las setas todo está en querer o no querer ir dándole solución a tantas deficiencias, pues no puede ser solo lo de la puerta o los desagradables olores, dos actuaciones de facil solucion,  para que tenga parado a  estas responsabilidades, la municipal y la adjudicataria, que no hacen nada al respecto, cuando por días languidece en el solitario mercado con los pobrecitos placeros que ni quieren ver, ni escuchan, ni dicen, completando el saru .
Sevilla a 22 de Julio de 2016

viernes, 15 de julio de 2016

Resultado de imagen de Servicios de la Encarnacion
Perhaps

Como cada mañana el panorama no cambia, así cuando apenas aparecen los pocos transeúntes por lo de las setas, antes de que apriete el calor previsto, tras el cristal, en la desértica calle del laberinto la imagen se repite como cada dia pudiendose  contemplar a cuantas personas buscan una puerta para acceder, justo donde el sentido común parecía indicar y mientras otras intentan entrar por donde les resulta imposible mover las pesadas hojas de las aleatorias puertas.
Así pasan los días y ya nadie responde,  y no hay responsabilidad que valga. perhaps, perhaps, perhaps. Se va pasando el tiempo y sigo contemplando, sin ni tan siquiera saber, hasta cuando, pues ya nadie responde, si alguna vez es cuando.Las preguntas las contesta con silencio, perhaps, perhaps, perhaps.
Resultado de imagen de Servicios de la EncarnacionHoy ha sido uno de esos días en los que ya no me divertía ver a cuantas personas trataban de entrar, ni me preocupaba aquellas otras que buscaban una salida. Un dia mas y apenas me queda poco mas que repetir "quizas, quizas, quizas. en este decir otra vez que a lo de la Encarnación le hace falta cuando menos una puerta automática, justo donde parecería que tuviera sentido, por lo que es de lamentar cuantas personas con discapacidad no pueden entrar en este galimatico mercado, plaza municipal de abastos de la Encarnación, en pleno centro de la ciudad, y si lo consiguen es tan solo por aquello de que las puertas llevan años rotas y no se reparan, por lo que al estar abiertas permanentemente.
Por ello, aparte de que el sistema de refrigeración no se optimiza disparando el consumo energético, por falta en la modernidad de esta edificación de células fotovoltaicas, que por la misma causa que las “olvidaron”, pues resulta que aquello de tener abiertas de par en par las averiadas puertas, y escondidas las que quedaron emparedadas para siempre en los arcosolios flotantes de la propia modernidad, pues aparte de llenarse con pestoso aire caliente la sinuosa calle cubierta, cuando menos permite la renovación del que se vicia por falta de sistema de renovación en el interior de laberinto que, por esta circunstancia de dilatar las reparaciones y no llevar a cabo ninguna medida que pudiera favorecer tanto desacierto, pues se advierte que lo que entra, alivia en sobremanera el desagradable olor que se produce.
Este asunto que siendo de sobra conocido por los pobrecitos placeros, que no deja duda de su comportamiento silencioso por un posible temor a no se entiende que, es de una claridad tan meridiana que “quizás”, “quizás”, “quizás”, las responsabilidades de este icono, a saber  el concedente y concesionario, caigan en la cuenta de que aquello por más que “hito” parezca “mojón”, y no solo por lo que larga, más por llegar a cumplir con la Ley y no dar esa imagen en pleno casco antiguo, donde una estructura con distintos espacios públicos no dispone ni de suficientes servicios de aseos en cada zona de usuarios, que también es obligatorio. Se va pasando el tiempo, pensando, pensando.
Sevilla a 15 de Julio de 2016

Francisco Rodríguez Estévez

miércoles, 13 de julio de 2016

Resultado de imagen de Delegado Antonio Muñoz
La cultura con minúscula

Si el alemán nos puso en el mapa, y el juez en excedencia nos puso el mapping, el delegado de cultura de la corporación actual con tantos eventos, tantos actos y tanta programación a nivel internacional como que se ha dejado lo de la puerta de lo de las setas de la Encarnacion traspapelado entre tantos cartapacios, legajos, dossieres y archivos que deben de amontonarse fruto del frenesí de propuestas que tiene encima de la mesa, como lo de la puerta delo de las setas de la Encarnacion, y están pendiente de estudio, salvo que en lo de la Encarnacion como bien sabe el Delegado de Cultura, en este caso sería Delegado de Habitat Urbano, o en su caso también de Turismo, pues parece que no tiene suficiente infortmación el bueno del Sr. Muñoz de cuantos turistas buscan en lo de las setas, referente de Sevilla en el mundo del turismo, una puerta para entrar, acaso información para subir al mirador social, y como se baja a las ruinas o lo que es peor donde se encuentran los aseos y letrinas.
Resultado de imagen de Delegado Antonio MuñozVisto que el Delegado del Distrito casco antiguo, Sr. Cabrera, derivó este asunto de cumplir la a Ley de Accesibilidad, aunque solo fuera por cumplir con la palabra de Sr. Alcalde, Excmo. Sr. Don Juan Espadas Cejas, cuando siendo candidato expresó su firme deseo de dar la solución a lo de la puerta, pues tuvo a bien declinar la solución para este asunto al Sr. Muñoz, que lo tiene encima de la mesa, como ya se me dijo en reiteradas ocasiones, Diciembre, Abril, Junio, y ahí estamos.
Es acaso la cultura con minúscula, la de dilatar las cosas y asuntos de los ciudadanos en el tiempo, como si estas cosa se resolvieran solas, o por aburrimiento del peticionario, que en este caso para más de cinco años y medio y mantenemos la razón de pedir una puerta donde tanta falta hace, mas siendo obligatoria por la Ley.
Sevilla a 13 de Julio de 2016

Francisco Rodríguez Estévez

sábado, 9 de julio de 2016

Sevilla a 24 deJulio de 2005

El Consistorio reconoce que el futuro de la Encarnación es difícil de prever

Resultado de imagen de obras de lo de la Encarnación de Sevilla

La Gerencia de Urbanismo de Sevilla, que el pasado día 14 de julio aprobó el pliego de condiciones jurídicas que permitirá privatizar durante cuarenta años la totalidad de los nuevos espacios comerciales y culturales que generará el proyecto Metropol Parasol en el enclave histórico de la plaza de la Encarnación, ofreció ayer –casi dos semanas después de que este texto se aprobase en su máximo órgano de gobierno– una versión oficial de lo que ocurrirá después de que el operador privado que gane el concurso que convocará en otoño se haga cargo de la gestión íntegra del complejo.
Según el concejal de Urbanismo, el socialista Emilio Carrillo, este inversor privado obtendrá a lo largo de cuatro décadas sus ingresos económicos directamente de la explotación mercantil de las distintas partes del complejo comercial –que le serán entregadas en régimen de concesión lucrativa– pero este hecho –desvelado por este diario hace algo más de una semana– no tiene que implicar, a juicio de este concejal, la desaparición a medio plazo del mercado de abastos.

Carrillo, que durante la rueda de prensa hizo una interpretación singular del pliego de condiciones aprobado en el seno de la Gerencia, admitió sin embargo que "el futuro (de la plaza de abastos de la Encarnación) es difícil de prever" pero, en su opinión, "si los comerciantes han aguantado durante 32 años" ahora podrán seguir porque tendrán más ventajas. "Los placeros" –explicó el concejal– "se encontrarán con una auténtica joya". E insistió: "el mercado seguirá siendo público ahora y siempre" y los placeros de abastos estarán cobijados por la legislación municipal "en materia de mercados y consumo".

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=150690&page=23


Carrillo obvió, sin embargo, que en el citado pliego de condiciones –cuya copia íntegra no entregó en ningún momento a los periodistas– no aparece referencia alguna al hecho de que los comerciantes puedan ampararse en estas normativas municipales, vigentes para los mercados en los que la cooperativa de industriales tiene un derecho de concesión exclusivo con el Consistorio; un caso diferente al que se plantea ahora en la Encarnación. En el pliego de la Encarnación no se garantiza mediante una cláusula legal ni la permanencia en el tiempo de estas instalaciones ni tampoco la naturaleza pública del mercado actual. Más bien todo lo contrario: el documento dibuja un escenario radicalmente opuesto a la versión oficial dada ayer por el edil de Urbanismo. En su texto original, y también en el informe del jefe del servicio de finanzas de Urbanismo en el que se analiza la viabilidad comercial de la concesión que se otorgará al operador privado, se dice que las plazas (del mercado) que queden vacantes a medida que se "jubilen" los distintos placeros pasarán a formar parte de la galería comercial anexa al mercado cuya gestión será entregada a la empresa concesionaria. Esta medida –que implicará a medio plazo la desaparición del mercado dada la edad media de la cooperativa de abastos y la posibilidad cierta de que los comerciantes renuncien a sus derechos previa indemnización– no es una mera suposición –como ayer sugirió Carrillo– sino una situación plausible e incluso necesaria para Urbanismo, que ha llegado a hacer las estimaciones de viabilidad económica en base a esta situación. Esto es: el Consistorio sólo podrá garantizar al inversor una rentabilidad del 8 por ciento en este proyecto con la transformación del mercado en centro comercial.los documentos. El pliego de condiciones que regula la privatización de la Encarnación recoge expresamente que el adjudicatario privado que gane el concurso se quedará con los puestos del mercado de abastos que queden vacantes. A la derecha, el informe financiero de Urbanismo: sus estimaciones contemplan recuperar (para el concesionario) todo el mercado.

lunes, 4 de julio de 2016

Resultado de imagen de camiones de desatascos nuevos
En la rutina

La mañana de este 4 de Julio llega aliviada de temperatura y se deja pasear en el silencio de sus calles. La rutina comienza al llegar a lo de las setas, allí la peste llega con los trabajos de los operarios que habitualmente desatascan y succionan los pozos negros de la deficiencia del alcantarilladlo de la modernidad, y es que está comprobado que no piensan llevar a cabo ningún arreglo con lo barato que resultaría a la larga, y lo beneficioso  pues no es bueno la contaminación del enorme camión durante horas en marcha expulsando gases y ruidos.
Es la rutina, a nada que se llega a la sinuosa calle el bicho ya te lanza su ponzoñoso bajío de aire caliente con el que ya se advierte el cambio de temperatura. Los desperdicios dejados en la madrugada pueden dejar su rastro, ahora inevitables por cuanto las puertas duermen emparedadas en su propio modernismo.
Resultado de imagen de puerta descolgada en la EncarnacionEn las aleatorias puertas de pesadas hojas, esas que pusieron por pares sin que nadie explique nada acerca de las bondades de semejante colocación se puede observar que  no cierran bien, son puertas de la plaza municipal de abastos similares a la que se desplomó sobre el grupo de personas, y por aquello,  justificaron como fatiga de los materiales. Miedo debería de dar con esos antecedentes.
Cierto que aunque la renovación del aire no quedó prevista, algo sí que han llevado a cabo cuando el olor ya no se aprecia como antes, hasta que llegas a casa.
En la rutina de este primer lunes de Julio, con más de la mitad de los puestos cerrados, rompe la rutina del silencio los grupos de turistas que llegan hasta la plaza municipal de abastos para el control de sus esfínteres, especialmente para vaciar sus vejigas y evacuar lo almacenado en el recto, de lo que dará cuenta la encargada de la limpieza una vez haya acabado con el barrido de la calle cubierta.
El silencio es preocupante como para pensar que allí de genera algún negocio, la falta de público, con a sin puerta automática, debería de ser causa para hacérselo ver no solo a los pobrecitos placeros, pues ya sería hora de que miraran los que se dice que tienen la responsabilidad en esto de las setas, tanto el Consistorio, como el adjudicatario, a menos que sea cierto lo que parece ser.
Sevilla a 4 de Julio de 2016

Francisco Rodríguez Estévez