sábado, 9 de febrero de 2019

Resultado de imagen de el roto toreros
Una plaza para el toreo
(ediles de luces)

Sevilla ciudad de la tapa. La tapa, si es de champiñones de Paris, pueden ponértela a la plancha, y las de setas, si no son venenosas, mejor en revuelto de huevo ya que la clara actúa como barrera protectora que burla, si los tuvieran, los efectos negativos que se produzcan al tragarlas. Cosa de los huevos.
También al natural, como los berberechos, el diestro burla las acometidas del bicho arrastrando la pañosa lentamente, sin prisas, gustándose, con la siniestra mano de los duros, como los huevos.
Algo debe tener la mano izquierda, mano generosa, mano de suertes, mano de engaños, mano a mano, mano larga, manu a celis, manu insignae devocione, rosa mistica, arca de la alianza. Pero si algo falla, el siniestro diestro encuentra mas allá de la tela, roja por supuesto, el burladero de la seguridad. Un blindaje de tablones, un parapeto donde evitar los harreones de hule y los tornillazos de boquetes, dejando la briega a la cuadrilla, -¡ niño tócala otra vez!, (¿pero no era Sam?) y, a salvo, aguardar que salga ese morlaco de “durse” que le traiga los talones en las orejas. ¡Como son los ediles por salvar el talon!
Blindada la seguridad de una salida que le retire, la faena consiste en esperar a que, llegado el tiempo, esta se produzca para disfrutarla, merecidamente según unos y por la cara, según otros.
Resultado de imagen de el roto torerosComo en política no caben reclamaciones, mucho menos las post- morten, mas allá de las que ofrece la urna, un pañuelo de cambio da la orden a los clarines que tocan a muerte, suerte suprema que se premia, con vuelta envuelta de batientes klinex.
Las acciones y los hechos, los aciertos y las faenas, los vítores y las broncas caerán en el olvido, pero mantendrá el recuerdo de su obra, aunque no tenga, gracias a Dios, una escultura que lo haga, mostrando su cara, de dura piedra, o de bronce, tal como un parasol recalentado por los ardientes rayos, capaz de recordar a diario la encarnación per secula de su memoria.
En la Encarnación, el cambio de políticas constructivas tiene  aquello en paron de cambio, changue, exchangue, wesche, por lo que cuando se produzca puede ser que definitivamente quede tapado el enorme agujero, lleno de hierros clavados como varas, con una losa in situ, tan enorme como el sangrante hoyo de las agujas, para que quede convertido, Dios mediante, en cripta de lujos y tesoros que el pasado regala, y la responsabilidad, según conviene, destruyen, entierra, o conserva en cajas, en museos, in situ, o donde buenamente se pueda para ponerlos en valor.
El valor, que también es la ausencia de miedo,( al menos esconderlo para que no se note), toma el cenit de la grafica, nada más con verle, cuando alcanza el grado de temeridad, aunque se le diga tremendismo, actuaciónes capaz de asustar a cualquiera con tan solo pensar en los resultados.
Imagen relacionada
La temeridad, cuando sale bien, tiene eso que llena las alforjas de laureles y glorias, aunque en realidad es el morbo de las masas enardecidas, lo que lleva al riesgo de repetir el peligroso numero, cuando por ello, además del griterío, le añaden varios  ceros, como para llenar tanto espacio como deja la desalojada efímera gloria.
Apartados tiene política y toreo, también su lidia y sus suertes. Los lidiadores van a la plaza buscando habichuelas que les quite las cornadas de hambre, cambiándola por mercedes, la señora Mercedes va a la plaza buscando habichuelas que les quite esos kilitos. En política, asignada la plaza, se va en mercedes y empiezas a coger kilitos. Plaza de toros, plaza de abastos, plaza publica, plaza vacante, plaza cubierta, plaza libre, plaza nueva, plazayjané, monoplaza, biplaza de parasol, y plaza de San Francisco, que antes fuera convento, como Regina Angelorum y Encarnación. ¡Que distintas son las suertes!.
Francisco Rodríguez Estévez
Sevilla 28 Noviembre de 05

viernes, 8 de febrero de 2019


Resultado de imagen de encarnacion provisional

Hace cuatro años

 Viendo aquello no salía de su asombro. Buscaba información acerca de un céntrico mercado y se encontró con el espanto del provisional.
No se si fue con admiración, pero seguro que como algo insólito. El periodista no daba crédito a lo que estaba contemplando, pero para que no le quedara dudas, a las palabras que recogió en su minúscula grabadora, le añadió una gran cantidad de instantáneas digitalizadas captadas con su cámara de ultima generación, en la que quedaron para el recuerdo de su paso por el céntrico mercado de la Encarnación de nuestra ciudad.
En ella quedaron impresa la cubierta de chapas, la piletilla del agua, la estructura tubular, la visera de zinc caliente de la entrada, la mortecina luz de sus fluorescentes, el deteriorado rotulo de la entrada, la desolación del viario interior, en definitiva, que se llevó "todo un recuerdo".
Resultado de imagen de encarnacion provisionalMeses mas tarde recibí el periódico con su artículo, pero no pude entender nada de lo escrito, y bien que le explique lo de la temperatura, lo del grifo único para todos los comerciantes, la sobrecarga de los tubos de la estructura, y todo lo que ustedes, si tienen oportunidad de venir por la Encarnación, pueden comprobar y valorar como negación comercial. Estaba claro que necesitaba un traductor de japonés.
Cuando pude enterarme, el periodista nipón decía a sus lectores, que si tienen oportunidad no dejen de visitar el mercado central de Sevilla, al que llaman provisional desde 1973, (imagino que serviría de chiste), antes de que lo abandonen sus comerciantes, pues se trasladaran a uno de nueva construcción. De esto hace algo más de cuatro años que se viene anunciando por el reelegido consistorio.
Resultado de imagen de encarnacion provisionalAhora que crecen las setas, serán los propios sevillanos y sevillanas, los que deben de darse prisa si quieren conocer esta efimera y perdurable a la vez edificacion provisional del tardo-franquismo, ver a estos ultimos vendedores que resisten bajo la mas calientes de las chapas, e incluso beber en el único grifo que durante tantos años les abasteció a todos, pues acaso cuando desaparezca la provisionalidad, en la que resisten, no aparezca ese futuro prometedor, y el jubilo micologico solo sea un postrer lamento.
Como naipes de una baraja, solo serán cuarenta, como lo que se dice que se ajustan, como cante de un tute subastado, como dias de escayola que suelda el fracturado peroné, como cuarentena de infecciosos, como los aliados de Alí, cuarenta.
 Ellos serán los que tengan que asumir los riesgos de tanta modernidad y sus costos, pues tendran que añadir a lo que el concesionario constructor establezca, los de seguridad, seguros, limpieza y suministro eléctrico de forma comunal, y los de salario, mutualidad laboral, impuestos municipales, impuestos estatales, suministro eléctrico, seguro, teléfono y el capitulo de reparaciones e imprevistos, de forma individual.
Y viendo aquello crecer, como que me da un que pensar, como que antes de que se acabe de realizar el icono, se presintiera un futuro demoledor. Debe ser el nublado.
Francisco Rodríguez Estévez
Sevilla 16 de Agosto de 2006

lunes, 4 de febrero de 2019



A tumba abierta

Con  lo del tranvía, que dicen metrocentro, se están abriendo en las zanjas tal cantidad de tumbas, que mas parece esta ciudad callada, fuera la de los muertos, donde el silencio mas absoluto aparece, como en lo de la Encarnación, que sin tumbas, sin tranvía, ni metro, solo le queda la comunicación de lo que se entierra.
Las zapatas que desplazaron a la Hispalis, para que aparezca en lo del MOMA, como fantasmagóricos espectros saliendo de ese enorme agujero, como tumba abierta.
Acaso sea por eso que aumenta el numero de despavoridos ciudadanos echando leches, cuando al ver aquellas dos moles, de las ocho previstas, despotricando al poderse hacer una idea que aquello de las setas no será precisamente el nuevo 
Tal Majal, si bien, que aunque este no deja de ser un sepulcro, al menos intenta ser monumento de amor, fidelidad, y compromiso, y no un susto, por mas que sea una ocurrencia, de esas que pone la piel sensible en carne de gallina, con solo imaginar lo que nos espera, con los inventos. La patochada. 
De lo que no caben dudas es que la monumental idea de los horrores, empieza a ser algo preocupante, bien como mausoleo de su plaza, tal vez como sepulcro del centro, evidentemente ya no es un berrinche, ni un enfado, al que no se tiene voluntad de paliar, pues se trata de eso, de que no le olvidemos al doctor, cada vez que lo veamos. Un lazo en la corona " No te olvidaremos"
Una megalomanía aterradora, donde se entierran lo hallado, lo ganado, lo prestado, lo propio y lo ajeno, junto con lo que haga falta en el socavón, tal como un valle, que no se sabe bien si de caídos, o de Reyes, que todo cabe.
Acaso será como las pirámides, colosales figuras de un pasado funerario cuya geometría se retomó modernizándola para lo del Pompidou, urna de cristal, cuando derribaron, como la plaza de abastos de la Encarnación, el gran mercado de Les Halles, tal vez para que, en la tumba de Courbet, en la cercana iglesia de St Merri, de la feligresía de St. Arcadio (el de los huevos) recuerde a los parisinos en particular, y a cuantos la visitan, a quien se le ocurrió la monumental tontería del centro, tal como puede leerse en el epitafio, recordando el desagravio que algún día tendrán que recibir los expropiados vendedores de la plaza de abastos, mártires del absurdo.
Pero no así las originales, estas si que fueron concebidas directamente como tumbas, algo grandes, para recordar a los faraones de Egipto que, de no haber sido por ellas, hoy serian olvidados de la historia.
Lo parasoles originales están en la gasolinera, la replica premiada, como amorfa figura en su transformación integradora del paisaje moderno de esta ciudad, es cosa más que lamentable que no tenga en la Anunciación, antes Universidad, y mucho antes de la Compañía de Jesús, adjunta a San Pedro, (donde los ficus), con todas las que hay, coloquen una tumba que nos recuerde la tontería en un epitafio, aunque tal vez sea que este fuera el integrador mausoleo comercial del mercado dedalitos.
Pero a diferencia de Courbet que desde su tumba aboga por recuperar, algún día, lo que se ha perdido en el experimento, el gran Les Halles, en el que nos ocupa, todo lo más que esperamos es que, con su desaparición lo olvidemos, tal como hubiera ocurrido con Micerinos, de no copiar a Keops, para ser grande después de muerto.
El autor del entierro de Ornans, no se equivocó en su mensaje, pues cualquier día, pues, hasta los parisinos se cansan de las tonterías modernas, aquello cambie y el centro volverá a llamarse como siempre, para que se olvide hasta su nombre.

Francisco Rodríguez Estévez
Sevilla a 7 de Octubre de 2006

domingo, 3 de febrero de 2019


Resultado de imagen de obras en las setas de la encarnación
Columnas y rampa
(En 2007)

A poco se coronaran las columnas que ahora aparecen desnudas en la Encarnación, antes de ser revestidas con láminas de madera de pinos. Lagarto, lagarto.
En la cronométrica de la carrera para alcanzar la MICOLOGIA DEL CAPRICHO. parece el tiempo adecuado este primaveral, pre electoral, para que lleguen a verse in situ el efecto cambiante de las sombras de los enorme gnomones que proyectará la epatante cubierta, esa que de tanto cambio sufrido ni serán champiñones, ni amanitas phaloides, pues el abovedado palio de inspiración catedralicia, en la recreación virtual, con el cambio de pintura, del magenta al eburneo, en las torres, les dan ese toque marfileño para concluir la letanía del rosario. Encarnación de encarnadura, que fuiste nuestra esperanza, cuando afligidos nos consolaste con el arca de las municipales alianzas, misteriosa rosa, vaso admirable, balcón a cielos y torre ebúrnea. De momento, ora pro nobis.
Resultado de imagen de obras en las setas de la encarnación
 Está previsto que de inmediato todos puedan conocer de primera mano, lo que durante tanto tiempo se está esperando, con lo cual el misterio de lo de la Encarnacion, una vez que se llegó a explicar, pues como dijo el doctor "no se entendería" e inexplicablemente quedará revelado, para bien o para mal, porque además de que en la DEMORADA CRONOMETRICA EDIFICATIVA  no se dispondría de tiempo para nuevas rectificaciones, y todo está sobradamente decidido, ya nadie quiere jugársela,  puesto que se tiene estudiado hasta el ultimo detalle, incluida la cerrada ovación para finalizar.
Nada nuevo bajo el Sol, que aquel viernes se hizo sombra, pues todo comenzó con los redobles propios del caso, en los que se anunciaba la presentación al pueblo del evento.
Lejos quedaron los Lictores de salida avisando que se mostrará una Encarnación, en la que no se aprecia falta alguna, y para ello, el gobernante, en baño de multitud, decide lavar sus manos de culpa para sentenciar, “así a lo ha querido el pueblo”. ¡Suelten a Barrabás!
Decididamente no tendrá cabida la duda,  y será una imagen irrepetible cuando las sombras del palio de la Encarnación, en este último atardecer busquen inútilmente escapar, por la rampa en la Encarnación, de la noche  que se le viene encima.
Francisco Rodríguez Estévez
Sevilla a 25 de Marzo de 2007

domingo, 27 de enero de 2019

Resultado de imagen de el roto "la crisis"
La memoria


Lo malo de  no tener memoria, es que siempre tendremos las hemerotecas para recordar. Por el poco tiempo transcurrido en esta historia, debería estar fresca en la memoria reciente todo lo acontecido, pero por si es conveniente, no viene mal recordar el asunto para la débil memoria.
Dicen los analistas de la crisis, otros lo  llaman desaceleración para quitar importancia a lo cabe temer, ( que se hará insostenible para los mas débiles), que la cosa hace años que se veía venir, y sostienen que, corresponderá a los mas fuertes sostenerla, acaso para que aparezca  el equilibrio económico que ayude a salir de los números rojos, ( argumento al pelo en los que el parón técnico en lo de la Encarnacion permanecerá por mas tiempo que el deseado), por lo que solo será posible si se hace una responsable gestión, haciendo un mejor aprovechamiento de los recursos, y con medidas solidarias, para evitar las desigualdades que se crearon.
Imagen relacionadaViene al caso que, la misma cementera que hace poco tiempo valoraba por su sostenibilidad setas insostenibles, y las promocionaban por escaparates de lujos, reclama ayuda política para sostener las puertas abiertas, ante el paron técnico que se le viene encima. Lo mismo le sucede a la constructora de la ocurrencia micologica, cuando se compromete a realizar ciclópeo experimentos, de cobro lento, cuando almacena titánicas deudas con una veintena de bancos. Todo es cuestión de gestión.
Ahora que todos sabemos lo que ocurre, caeremos en la cuenta de que el nuevo paron que viene sufriendo lo de la Encarnación, desde que dejaron los alemanes de pegar los tablones que tenían que estar para antes de Navidad, según lo anunciado, pues no será en esta ocasión debido a la seguridad, que deberían estar tomadas todas las medidas después de la fallida inauguración de hace más de un año.
Es posible que todo esto arrancara en el principio, cuando el concurso de adjudicación, fecha que los analistas económicos determinan el inicio de la actual crisis.
De las cuatro propuestas que se presentaron para hacerle a la Encarnación la faena de perderle  su  histórica memoria, se eligió la que por su aparente solvencia generaba la confianza de poder llevar a cabo la realización del llamado proyecto estrella, el buque insignia, en definitiva , otro “olímpico”.
Resultado de imagen de el roto "la crisis"En el dossier, ilustrado con la amplia gama de los métodos constructivos utilizados, ofrecía reducir los plazos, nada menos que en ocho meses, con respecto a los demás ofertantes, y por si no fueran pocos los factores que mostraba, se rebajaban los costos de la colosal obra en algo mas del 20%, motivos mas que suficiente para impedir las opciones del resto de las empresas que, y así lo manifestaron en su día, ponían en duda los números contables y los plazos ofrecidos por la empresa ganadora.
Resultado de imagen de el roto "la crisis"
Ha sido el tiempo quien ha dado la razón a quienes hicieron los números correctos, y tomaron las medidas para la seguridad de sus empresas. Lo que no queda claro es que pasará, si  tal y como está la cosa, y no se tuvieran más parones, cuando se tengan que tomar las medidas que correspondan.
Si la memoria no falla, la desviación cronometrica sufrida se elevará a mas de dos años de demora, y  
algo más del doble la económica, cosa que será insostenible, pero en esta ocasión no tendrá la culpa el olvido de las celulas fotovoltaicas.
Sevilla a 23 de Noviembre de 2008
Francisco Rodríguez Estévez


jueves, 24 de enero de 2019



Ahora o nunca

 Ahora van para más de tres años. Nunca se pudo pensar en algo que, salvo lo de la Encarnación, se tardara tanto en encontrar las vías de solución. ¿Vino usted recientemente por la de la Encarnación? Acaso fue una de las personas que se equivocaron cuando buscaban en el lugar lógico la existencia de una puerta que nunca tuvo, una entrada, o salida, por ahora inexistente, para gracia y desgracia, por el capricho del teutón y la pamplina del ignorante aplauso de un doctor que nunca tuvo ni zorra idea de lo que eran “las vanguardias”, teniendo "la Boqueria" por referencia.

Se hace pero que muy difícil entender el asunto de las puertas de lo que, uno no sabe a cuento de que se empeñan en llamar, (y así tengo que hacerlo para que se entienda) nada menos que plaza municipal de abastos de la Encarnación, bueno, pues eso, que tal como bien dijo el anterior alcalde, en su lapidaria frase “de que aquello no se puede explicar por que no se entendería”, pues efectivamente así es, pues trascurrido suficiente tiempo para hacer las comprobaciones al efecto, ahora se puede afirmar, no solo que  aquello no se puede entender, cuando lo peor sin duda es que aun resulta mas difícil encontrarle explicación. Tan difícil como instalar una puerta. Nunca se negara que sea algo inexplicable.
Resultado de imagen de el roto politicos mentirosos
Otra cosa es, que al ser algo tan evidente, ocurre que en la actualidad ya no queda nadie en el consistorio que no esté enterado de la desacertada colocación que tienen estas puertas, aunque no todos tuvieron el detalle de comprobarlo, pero con la valida información que disponen todo hace suponer que definitivamente se han convencido de la necesidad de colocar sin mas dilación, cuando menos  una nueva puerta para este mercado municipal de abastos, que evite a cuantas personas que lo intenten, lo que a lo largo de estos mas de tres años, desde la inauguración, han venido miles de personas intentando localizar esta puerta en la travesía central, por mas que no queda muy claro que fuera un olvido, mas, si olvidaron realizar el estudio para la optimización de las puertas en su mejor ubicación en lugar de hacerlas para su descabellado recorrido dentro del laberinto.
Imagen relacionada
En la provisionalidad la concejala de las iniciativas imposibles, vino expresamente a informarme de sus logros en esta atorada plaza, para aparte de mostrarme sus blanquísimos dientes con una forzada sonrisa, decirme a boca llena “que aquello no hay quien lo pare”, refiriéndose a uno de los inicios, aquel de la primera piedra, en lo de la Encarnación, pero al  poco tiempo, no solo se quedó aquello parado, sino que tardaron tres años en volverlo a poner en marcha, y siete años mas, en distintas velocidades y extraños parones, para algo que nunca debió de comenzar, claro que ella salió de la casagrande a los pocos meses, pues no aguantó el resultado de su penosa gestión el escrutinio. No digas nunca, jamás. Desde entonces siempre me pregunto ¿nunca, es nunca?

¿Puede que sea nunca alguna vez?   Pero lo mismo nunca es nunca. Aquello que ya no había quien lo pudiera parar, debió de ser un trauma para la concejala que nunca, pero nunca, nunca, se pudo imaginar ni de lejos lo que iba a suceder, una vez que las urnas la mandaron a casa.
Ahora es el momento, después de aquel nunca, y los concejales actuales se toman muy en serio que en el disparate, sin paliativos, lo que procede es una rectificación, y con sus positivas actitudes abren la puerta a la sabiduría. Ahora o nunca.

Sevilla a 16 de Febrero de 2014

Francisco Rodríguez Estévez




lunes, 21 de enero de 2019


Resultado de imagen de el roto mentiras de politicos

Discurso

Como no es bueno confiar en quien alguna vez faltó a la verdad, no puedo creer al responsable municipal que, en lo de la Encarnación, emplea sus graves palabras para transmitir un discurso de tranquilidad, cuando resulta que por manido su soflama parece más que preocupante.
Si lo primero fue eliminar el proyecto del mercado sótano y sus aparcamientos, lo segundo fue lo de las setas. A nada le tembló la voz, ni el pulso, para destrozar no solo la arboleda, modificar las alineaciones, saltarse a la torera normas reguladoras, reducir la plaza de abastos al punto de la ridiculez (para ser llamado mercado central de la ciudad, e incluso mercado emblemático), expoliar la Historia, abandonar los aparcamientos perimetrales, y suprimir la estación del metro, pues todo ello sin duda son muestras más que evidentes de que, o están en la gobernanza esperando una protesta masiva, que no llega en el silencio de los placeros, para poder rectificar de forma JUSTIFICADA, o se verán metidos en el charco, por tozudez, y se verán abocados a tener que realizar, incluso fuera de su voluntad, (si aplicaran el sentido común), el espanto que le premió el jurado de prestigio internacional que le buscaron. Dicho sea de paso, cuando algunos de sus miembros ni conocían esta ciudad, ni lo que representa en su historia.
Resultado de imagen de el roto mentiras de politicos
Adelante con los faroles, el doctor aun mantiene el discurso de adornadas palabras, de tranquilidad preocupante para los que nos tememos lo peor, quien cambió sus ideas políticas, escondiendo un pasado, del que por su status y su acomodo no parecía el adecuado. 
Por eso dudo de los que defienden siglas impropias, de los que cambian de anagrama, como de calcetines, y de los que mienten, aunque sea una sola vez, aunque fuera por salvar el empleo, tal vez por que nunca estarán libres para repetirlo.
Resultado de imagen de el roto mentiras de politicos
Si vuelvo a tener ganas, después de esto de la Encarnación, en volver a votar, el candidato no tendrá que ofrecerme ni prometerme nada, bastará con algo más simple en el discurso, algo así como: " Intentaré hacer las cosas bien, aun sabiendo que puedo equivocarme, pero si les miento en algo, aquí estaré de más".
Mientras, hagan crecer a la velocidad que quieran esas horribles setas, que los ciudadanos derribaremos en el tiempo, como estatuas de guerra. Pónganlas tan altas como la vanidad les valga, si bien la pagaremos todos.Inventen el botellodromo que tantos quebraderos quedaran en la heredad del legado iconoclasta, pongan el restaurante de elite, en zona saturada, condenado al fracaso, busquen un reformado para la utilización de la energía solar, salven los naranjos que quedan, y los castaños de indias de la umbría, pongan luces de nacimiento en la sideral cúpula, llenen de carpas doradas la pileta de la fuente, y llenen la cripta museo de cuanto deposito del pasado encuentre encajonado, pero no hagan creer a nadie en que aquello será un emblemático mercado. Mejor,¿ por que no se calla?.
Francisco Rodríguez Estévez
 Sevilla, 13 de Mayo de 2006-